¿Qué ropa debes usar en tu sesión de fotos?

¿Qué ropa debes usar en tu sesión de fotos?

De entre todas las preguntas que surgen antes de una sesión de fotos, hay una que destaca por encima del resto: ¿y qué ropa me pongo para la sesión?

Es muy normal y no debes ponerte nervioso aunque se acerque la fecha acordada. La mayoría de nosotros no estamos acostumbrados a ponernos delante de la cámara y no tenemos claro cómo elegir la ropa con  la que saldremos en las fotos.

Da igual que sea una foto para Linkedin o una sesión de lifestyle business: nunca estamos preparados y no nos decidimos con la ropa.

Pregúntale al fotógrafo qué ropa te va a ir mejor para la sesión

No tengas miedo tampoco de preguntarle a tu fotógrafo; él, desde su experiencia, seguramente pueda marcarte algunas pautas o recomendaciones que te ayuden a elegir el vestuario para la sesión.

Sí, lo ideal sería que pudiéramos contar con un estilista que nos asesorara en profundidad, pero la mayoría de las ocasiones no es posible contar con un profesional para aconsejarnos sobre qué ropa llevar.

En cualquier caso, te dejamos los consejos que en MrKii solemos dar cuando nos hacen la pregunta del millón.

Comodidad ante todo

ropa-comoda-sesion-fotos
Lo mejor es que elijas ropa que uses en tu día a día trabajando

La tendencia actual huye de los formalismos de hace unos años. La idea es que tus fotos muestren a un profesional apasionado por su trabajo, feliz y satisfecho. Este estilo de foto, denominado lifestyle business, es un reflejo de la imagen mental que tenemos de una empresa de éxito en el siglo XXI.

Una sonrisa sincera te puede hacer más profesional que una corbata

No te pongas un traje para las fotos si llevas años sin sacarlo del armario. Recuerda que una corbata, por muy bien anudada que esté, nunca te hará parecer más profesional de lo que eres.

Por muy bueno que sea el fotógrafo, resulta casi imposible que te muestres con confianza y profesional en tus fotos si llevas una ropa que no te representa, intentando parecer alguien que no eres.

Ponte una ropa cómoda, con la que te veas reflejado en tu día a día. Ya tendrás media sesión superada y seguro que te sientes más orgulloso del resultado.

Elige bien los colores

Salvo que sean una seña de identidad en tu marca personal, intenta evitar los colores muy intensos. Aléjate de los tonos muy vivos de rojo y amarillo; son difíciles de combinar y de contrastar con la piel para que quede natural.

Si la sesión va a ser en estudio, los colores pastel vienen genial para conseguir armonía en las fotos.

Retratos y fotos para Linkedin
Colores lisos, tonos pastel o estampados suaves siempre funcionan mejor

Además, los colores lisos funcionan mejor que los estampados estridentes. Elige ropa con tonos sólidos o estampados suaves que no distorsionen en exceso en la foto.

Elige y combina bien los colores para transmitir armonía y atracción. Y tampoco optes por combinaciones demasiado apagadas que pasen desapercibidas.

El objetivo de la sesión eres tú (o tu equipo si se trata de una sesión de fotografía corporativa), por lo que cualquier cosa que distraiga la atención es contraproducente.

La maldición del logo gigante

Vuelve a leer la última frase del párrafo anterior. Si no era buena idea llevar un estampado de flores rojas en tu camisa… ¿qué piensas de ese caballo gigante o esas letras XXL en el pecho de tu camiseta? 

No, tampoco es buena idea que lleves logotipos de marcas muy visibles en la ropa que elijas para tu sesión de fotos.

Además, que no creo que te hayan pagado para que les hagas una sesión patrocinada como modelo, ¿verdad?

Cualquier logo o marca visible en tu ropa puede hacer que quien vea tu fotografía te identifique (incluso de manera inconsciente) con los valores de esa marca. En ocasiones puede ser un punto a favor, pero en un mundo tan lleno de haters como el actual igual te puede generar algún quebradero de cabeza extra…

Varios cambios de ropa en la sesión

Lo habitual es que no estés haciendo sesiones de fotos cada mes. Para aprovechar mejor la sesión y tener un material más variado siempre recomendamos que se lleve más de un conjunto de ropa a la sesión.

Así, podrás utilizar las fotografías en la página web o tus redes sociales sin miedo a que parezca que “siempre llevas lo mismo”.

Acompaña los distintos modelos para la sesión con complementos que uses en tu día a día

Todo depende de la duración de la sesión, pero lo ideal es que lleves 2 o incluso 3 cambios de ropa. Puedes optar por llevar uno más formal que otro y cambiar también de calzado, complementos, etc.

Incorporando elementos de tu día a día aportarás naturalidad a la imagen y seguro que te sientes más cómodo.

Y un último consejos: si vas a ir a la peluquería antes de la sesión, procura tener 2 o 3 días de margen entre medias; así el corte parecerá más natural que si lo tienes reciente.

¿Qué te han parecido nuestros consejos? ¿Tú también te has puesto nervios@ antes de una sesión por no saber qué ropa llevar?

¡Espero tu comentario!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.