Cómo elegir las fotos para tu página web sin morir en el intento

Cómo elegir las fotos para tu página web sin morir en el intento

De entre todos los tipos de sesiones de fotografía corporativa que hacemos en MrKii hay uno que me gusta especialmente: las sesiones para elegir las fotos de la página web de una empresa.

Vale, supongo que llevar muchos haciendo páginas web también tiene algo que ver, pero muchas veces creo que la importancia de las fotografías queda en un segundo plano y pasa casi desapercibida.

Todos nos acordamos de aquello de “una imagen vale más que mil palabras” aunque, a la hora de la verdad nos centramos en otros aspectos. El diseño de la web, el copywriting, el SEO y la arquitectura web se llevan la mayoría de posts y el foco de atención.

Diseño, copywriting o fotografías, ¿qué es más importante? TO-DO, que no te cuenten cuentos.

¡Ojo! Que considero totalmente importantes esos otros aspectos también. Pero si le dedicas algo más de tiempo a las fotografías que habrá en tu nueva web, podrás mejorar tus conversiones.

Así que, si ahora mismo estás pensando en lanzar una nueva página web para tu empresa, te dejamos nuestros 8 consejos clave para elegir bien las fotos de tu web.

#1. Organización: ¿Cómo es tu página web? Piensa para qué necesitas las fotografías

Antes de ponerte a planificar la sesión de fotos deberíamos responder a una pregunta: ¿Cuándo debes hacer las fotos para tu página web?

Pues, según nuestra experiencia, deberías planificarla después de hacer el diseño de la web. Los pasos serían:

  1. Diseño de la arquitectura de contenidos.
  2. Diseño web.
  3. Sesión de fotografía corporativa.
  4. Desarrollo de la página web.

¿Por qué? Porque podrás optimizar al máximo el tiempo del fotógrafo (ahorro de dinero), tendrás 100% claro qué fotos necesitas, qué estilo te gusta y será mucho más fácil que quedes satisfecho con la sesión.

No es una fórmula mágica, pero trabajando en desarrollo web muchas veces me he encontrado con casos en los que teníamos unas fotos muy bonitas que no encajaban para nada con el diseño y el mensaje de la web. O al revés, un contenido muy cuidado sin fotos de calidad que acompañaran al usuario en la conversión.

Coordinar el trabajo de diseño, contenidos y fotografía es la clave. Siempre decimos una frase sobre esto:

Una buena fotografía corporativa no es la más bonita, sino la que mejor consigue su objetivo

#2. Las fotografías deben estar alineadas con el discurso que tengas en tu web

Unido al punto anterior: si cuidas que el lenguaje que sigues en las redes sociales esté en sintonía con el que sigues en tu web, ¿por qué no lo haces con las fotos de tu empresa?

Las fotos con las que se vende tu marca son un punto más dentro de tu imagen corporativa.

No hagas una sesión muy casual si tu web tiene un tono completamente serio; ni tampoco lances una web con fotos de galería si tu punto fuerte es la cercanía y humanidad de tus empleados.

imagen-corporativa-web
En Chipi querían dar una imagen de cercanía con sus usuarios como ya lo hacían en las redes sociales y en sus e-mails

#3. Humaniza tu marca

Y hablando de cercanía, ¿qué hacemos con las personas en las fotos de la web? Que aparezcan, ¡por supuesto!

Si hay una tendencia que creo que ha llegado para quedarse en fotografía corporativa es la humanización de las marcas.

Tus clientes, ¿te eligen por cómo los tratas o por lo grandes que tengas… tus oficinas?

Supongo que las redes sociales tienen gran parte de culpa, pero está claro que cada día más las marcas se apoyan en su capital humano a la hora de mostrarse ante sus clientes.

La importancia o la presencia que quieras que tengan las personas en las fotos de tu web debe ir acorde también a la imagen de tu marca, al diseño elegido y al punto con el que te encuentres cómodo. Pero desde luego siempre considero positivo humanizar a una marca, por dos principales razones:

Por tus clientes

Siendo sinceros, nadie recomienda una marca por lo grandes que tenga sus oficinas.

La gente huye de los grandes números y nos dejamos convencer por las personas y por el feeling que tengamos con ellas.

humanizar marca en tu web fotografia corporativa
Dicen en Ensalza que “cuando nadie es más que nadie, todos son un equipo” ¿Cómo no iban a transmitir ese buen rollo en las fotos de su web?

Por tus empleados

Puede parecer una tontería, pero también puede tener un punto psicológico positivo en tus empleados. Si pides a tus empleados que aparezcan en tu vuestra web les estás mandando un mensaje:

  • Confías en ellos y en su buen trabajo
  • Crees que son una parte muy importante para la marca.

Hay una frase de Richard Branson que me encanta y puede venir al pelo en este punto:

“Tus empleados son lo primero y más importante. Si les cuidas bien, ellos cuidarán bien de tus clientes”

#4. Habla con el fotógrafo

Creo que es algo que hemos puesto en todos los posts de MrKii… la comunicación entre fotógrafo y cliente es la clave del éxito de una sesión.

Habla con el fotógrafo que hayas elegido. Intenta darle referencias del tipo de fotografía que necesitas para tu empresa.

Cuéntale qué quieres y qué buscas con la sesión. Él te podrá dar su opinión profesional y su criterio estético, pero aclara hasta dónde llegan las funciones de cada parte. Aquí hablamos de darle un punto de marketing a la sesión de fotos.

Puede que también te ofrezca ese servicio el fotógrafo, o que prefieras que lo haga el equipo de diseño o resolverlo de manera interna. Pero no lo dejes de lado.

Recuerda que el objetivo de estas fotografías no es (solamente) artístico: debes tener claro el objetivo de tu web y que las fotos también ayuden a conseguirlo.

#5. Evita el efecto paparazzi

Esta es una cruzada particular. Casi siempre que se plantea una sesión de foto corporativa y vamos a hacer una parte de banco de imágenes surge lo mismo:

Que el fotógrafo se vaya moviendo por la oficina y nos saque así fotos de sorpresa, que salen mejor

¡Error! Créeme, la gente cuando trabaja no siempre tiene su mejor sonrisa, su mejor pose o el setup de su escritorio. No es cuestión de hacer una fotografía “falseada”, pero sí de que transmita la mejor imagen de la empresa.

elegir-fotos-web-corporativa
Sí, estaban posando y por eso nos encanta esta foto en Ensalza 😉

Planifica quién aparecerá en la sesión y bloquea un tiempo sin trabajo (ni llamadas, ni e-mails) para facilitar el trabajo del fotógrafo. Te aseguro que así mejorará el resultado de las fotografías.

#6. Piensa más allá de la página web

Vale, llevo 5 puntos y una introducción hablándote solo de tu página web. Pero por favor, no te centres solo en la página web para organizar la sesión.

Y no lo digo solo por el contenido de las fotografías. También tienes que pensar en el formato y las proporciones que necesitas.

Cuéntale al fotógrafo para qué vas a necesitas las fotos. Así lo podrá tener en cuenta antes de hacer la sesión

Por ejemplo, si vas a trabajar tu perfil de Instagram deberías generar fotografías cuadradas; o si necesitas fotos para tus cabeceras en Facebook o Twitter tal vez necesites fotografías más panorámicas o con el peso de la imagen hacia la derecha.

Además de la página web ¿En qué más deberías pensar al hacer la sesión?

  • Redes sociales
  • Notas de prensa
  • Catálogos de productos
  • Blog

#7. No te olvides del tema legal

Sí, va mi también me aburren a veces los temas legales; pero es la única manera de evitar los sustos y los disgustos el día de mañana.

Firma acuerdos de cesión de derechos tanto con el fotógrafo como con los empleados que aparezcan en la sesión. Puede que te los facilite la agencia de fotografía, o tal vez prefieras pedírselo a tu abogado de confianza.

Deja claro quién será el titular de las fotografías, si el fotógrafo podrá utilizar las fotos en su portfolio o si los empleados ceden todos sus derechos en las fotos de la sesión.

#8. ¿Y si no? No descartes los bancos de imágenes.

Vale, ¿y ahora qué? Puede que te hayas leído los 7 puntos anteriores y te haya parecido todo un lío y una complejidad excesiva.

Si es tu caso, mi consejo es claro: olvídate de hacer una sesión de fotos.

¡¿Pero qué dices, loco?! Sí, sí, que pases de ello. Creo realmente que antes de hacer una mala sesión es mejor que no des el paso.

En un primer paso es posible que puedas echarle un vistazo a bancos de imágenes como Fotolia o Shuterstock. O incluso a los muchos bancos de imágenes sin copyright que existen hoy en día..

Y cuando llegue el momento que quieras dar ese saltito y personalizar más tu marca, vuelve a leerte este post y si quieres escríbenos para que te ayudemos con las fotos de tu empresa (momento cuña publicitaria jaja)

Mientras, puedes dejarnos un comentario por aquí contándonos qué te ha parecido el artículo 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.